Nuevo Santuario de la Naturaleza Llancahue ya Cuenta con un Diseño de Plan de Manejo.

73

El Santuario de la Naturaleza Llancahue es una de las últimas reservas de bosque valdiviano antiguo, en buen estado de conservación, presente en la Depresión Intermedia del centro- sur de nuestro país. Aquí habitan una gran diversidad de flora y fauna nativa , muchas de las cuales se encuentran en peligro de extinción.

Por esta razón, mientras la administración trabajaba en el proceso de declaración, paralelamente se avanzó en el diseño del Plan, acortando así notablemente los tiempos que generalmente toma este tipo de procesos. Para llevar a cabo este diseño se trabajó con la metodología de Estándares Abiertos para la práctica de la conservación.

Dicha metodología busca contribuir a los equipos que trabajan en conservación a ser sistemáticos en la planificación, gestión y monitoreo de sus proyectos, de manera que puedan alcanzar sus objetivos y aprender qué funciona, qué no y por qué, para adaptar y mejorar sus esfuerzos de manera continua.

Este fue ejecutado con amplia participación y vinculación con los actores locales que incidirán en la gestión del Santuario. Se realizaron 6 talleres, 21 reuniones de trabajo y se contó con mas de 140 asistentes, entre representantes de ONGs, sociedad civil, investigadores/as, Servicios públicos, y especialmente los vecinos del área protegida, la comunidad de Lomas del Sol.

Entre otros datos, el documento identifica 6 objetos de conservación: Ecosistemas dulceacuícolas; Humedales y mallines; Bosque valdiviano; Pudú; Aves de bosque y Anfibios de  bosque. Estos serán protegidos a través de 12 estrategias, divididas en tres grupos; Coordinación público-privada (6); Educación, investigación y difusión (2); y Medios de vida sustentables(4).

En la oportunidad la ministra Schmidt agradeció el trabajo de la comunidad para este logro, además de recordar que su primera intervención como titular de la cartera ambiental fue precisamente anunciando el Plan que permitió declarar este santuario, en Valdivia, el año 2018.

“Este es un tremendo logro de las mismas comunidades en conjunto con las autoridades, para poder contar con estos dos santuarios (Angachilla y Llancahue) que suman mas de 3.000 hectáreas protegidas entre humedales y bosques, y son justamente estas familias y estas comunidades las que mas saben del valor que tiene su protección para poder generar mejores condiciones de vida”, señaló la ministra Schmidt en su visita a la región.

Para Emilio Montoya, dirigente del sector, el trabajo que se realizó para determinar el Plan de Manejo  “fue un trabajo mancomunado. Nosotros cooperamos harto, hemos estado una vida ligada con Llancahue, entonces tenemos harto conocimiento y aportamos harto en la zonificación. Fue un trabajo colectivo”.

“Nuestra expectativa es que nos podamos desarrollar como comunidad, que las familias tengan oportunidades, no solamente sea el tema del carbón y la leña. Acá hay tanto potencial que nosotros deberíamos aprovecharlo, pero no tenemos las herramientas para optar a otras formas de trabajo, son los servicios públicos los que deben fortalecer el trabajo con la comunidad. De echo FOSIS e INDAP han aportado mucho acá, pero aún falta para lograr mas cosas a futuro”, explicó Montoya.