CEHUM Presentó Propuestas para Manejo Integrado del Agua.

87

En el marco del cierre del proyecto “Resiliencia y Adaptabilidad a la crisis hídrica: ciudades esponjas y campos sustentables mediante humedales depuradores de aguas residuales” el equipo del Centro de Humedales Río Cruces de la Universidad Austral de Chile presentó una estrategia para abordar la crisis climática que afecta a la región y al país.

En esta actividad, aparte de cerrar el proyecto de construcción de humedales depuradores, permitió dar a conocer las diversas iniciativas que el CEHUM está llevando a cabo para abordar la escasez hídrica en la región de Los Ríos.

Ignacio Rodríguez, director ejecutivo del CEHUM, indicó que “el río Cruces está siendo afectado por el cambio climático y la consecuente disminución de precipitaciones, lo que significa que haya menos caudal en el río (hasta un 74% menos según datos de la DGA). Seguramente vamos a seguir notando cambios, por lo que es importante de entender qué está pasando para actuar con rapidez y poder anticiparse”.

En este sentido, los humedales depuradores de agua pueden jugar un importante rol, al ser una solución basada en la naturaleza que permitiría reutilizar agua para riego, por ejemplo. Es así como el CEHUM -con el apoyo de la cooperativa CAREP- propuso a través de un proyecto de Fomento Los Ríos construir humedales depuradores en zonas rurales y periurbanas con un fin demostrativo y para validar con otras entidades la eficacia de esta infraestructura verde.

“Hoy pudimos mostrar por qué los humedales depuradores son una herramienta eficiente y de bajo costo de implementación y mantención. Además, mostramos resultados y consecuente eficacia para inmovilizar contaminantes y depurar agua para su reutilización”, indicó Rodríguez.

Carlos Riquelme, director de Fomento Los Ríos, destacó el proyecto durante su jornada de cierre dado que además aborda un tema que es clave para el desarrollo de la región: el agua. “En este proyecto no sólo se aborda el uso del agua, sino que también su protección. Proyectos como éste buscan entregar alternativas para el mundo rural y periurbano para la reutilización de agua para riego y pero también nos va a permitir ser una punta de lanza en el combate para la escasez hídrica”.

Asimismo, el seremi de Medio Ambiente de Los Ríos, Daniel del Campo, dijo que “la crisis climática nos está afectando profundamente y por eso hemos implementado una agenda robusta a nivel nacional pero también a nivel regional a través de la construcción de nuestro propio plan de acción regional de cambio climático que incorpora medidas locales para la gestión del recurso hídrico tanto en el sector agropecuario como en nuestras ciudades. Las soluciones basadas en la naturaleza como los humedales depuradores nos permitirán contar con ciudades y campos más resilientes al cambio climático”.

Estrategias para la escasez hídrica.

Además de presentar los resultados obtenidos después de la construcción de los humedales depuradores en los sectores de Los Pellines y Cayumapu, ambos en la comuna de Valdivia, el director ejecutivo del CEHUM expuso a los presentes otras iniciativas que a juicio del equipo son de suma relevancia incorporar para abordar la escasez hídrica desde una mirada de cuencas o subcuencas, tomando como ejemplo las investigaciones realizadas en el humedal del río Cruces.

“En el CEHUM nos hemos tomado muy en serio no solo realizar investigación permanente, sino que también para proponer alternativas y soluciones para combatir la escasez de agua. Todas las iniciativas que estamos llevando adelante se pueden integrar para generar una estrategia de manejo integrado de recursos hídricos en contexto de escasez hídrica”, señaló el director del CEHUM.

La estrategia se basa en el principio de la restauración ecológica, dado que es en la naturaleza donde se puede almacenar mejor el agua. Junto con ello, se propone la implementación de más y mejor instrumentación y soluciones de infraestructura verde que complementen la captación y distribución del vital elemento.

“Lo que estamos proponiendo es medir con mayor precisión los parámetros físico químicos, sobre todo en la parte baja del humedal del río Cruces donde no tenemos un monitoreo constante y permanente a través de la generación de estos robots electrónicos que son los humedatas; utilizar las soluciones basadas en la naturaleza para impedir que los contaminantes puedan llegar arrastrados o vertidos directamente como efluentes, y monitorear la cantidad de agua que cae de manera más precisa por subcuencas, dato que tampoco existe. Por eso estamos instalando estaciones meteorológicas que nos permitan crear una cultura climática de entendimiento de cuánta agua cae y cuánta agua podemos usar y así poder entender con claridad este nuevo patrón de precipitaciones”, señaló.

Desde la esfera pública, Carlos Riquelme indicó que “hace falta una mancomunión entre toda la institucionalidad pública con la privada. Como Fomento Los Ríos entregamos aportes para programas específicos pero dada la trascendencia de este tema se requiere que se transforme en políticas de estado más robustas. El agua es clave pero tenemos que entenderlo así todas las instituciones que están relacionadas. Tenemos que tomar iniciativas como éstas y vincularlas con la normativa y de hablar toda la institucionalidad en un lenguaje común”.

“A mi me gustaría que las autoridades, cada vez que van a hacer un proyecto, piensen que la naturaleza está primero. Y no es por un antojo, ni una mirada ambientalista o científica que está tras la conservación, sino que es evidente que la administración del ciclo del agua será mejor, más barata y más eficiente si está hecha por la naturaleza y no por el hombre. Si es así, estarán disponibles para implementar soluciones basadas en la naturaleza y  mantener los ecosistemas que ya tenemos para que puedan administrar el agua por más tiempo”, finalizó Rodríguez.

El proyecto de humedales depuradores fue ejecutado por el CEHUM, coejecutado por la cooperativa CAREP y contó con el apoyo de la Seremi de Ciencias Macrozona Sur, INFOR Los Ríos, el CRHIAM y la Universidad Católica del Maule.