Experta Llama a Visitantes a Tomar Precauciones ante Enfermedades Endémicas que se Intensifican en Verano.

97

El alza de las temperaturas durante la temporada estival, acrecienta las actividades outdoor, las que se relacionan con un aumento del riesgo en la propagación de enfermedades infectocontagiosas que son endémicas de la región de Los Ríos, tales como el virus hanta. Es por ello, que la directora del proyecto Bioseguridad en Turismo Romané Véliz -proyecto que actualmente está desarrollando la Universidad Austral de Chile, y que es financiada con fondos del Gobierno Regional-, señala que reforzar las medidas de prevención cobra mayor relevancia.

“Durante la pandemia hemos debido a aprender a implementar una serie de protocolos para el cuidado de nuestra salud y de quienes nos rodean. Es así, como en la región, estamos impulsando fuertemente este proyecto que nos lleva a promover una cultura en bioseguridad en todos los actores que son parte de la cadena turística, esto es, empresarios, trabajadores del área y la academia”.

Véliz agrega que, para ello, es necesario identificar antes cuáles son las instancias que generan un riesgo para la salud y desde esa base, trabajar en acciones preventivas como el uso de mascarillas, higienización de manos, limpieza de superficies, ventilación de espacios y otros, aplicados a la industria turística y que son complementarias a las utilizadas para el covid-19.

La directiva sostiene que “en este tiempo, en que muchas familias saldrán de vacaciones se hace necesario observar algunas prácticas en los recintos a visitar u hospedarse. Por ejemplo, los adecuados tiempos de ventilación del lugar, el tipo de limpieza y desinfección utilizado, uso correcto de mascarillas de las personas que atienden el restaurant, hostal o recinto turístico, si existen o no señalética informativa para los visitantes con las recomendaciones básicas, etc. Todo esto, ayuda a construir una cultura preventiva”.

Véliz añade que “a futuro cada uno de los beneficiarios de este proyecto, contarán con un sello de bioseguridad en sus recintos, garantizando de este modo, que los procedimientos implementados permiten contar con un destino bioseguro, esto es, que cada una de las áreas de su recinto: recepción, atención a clientes (restaurant), mucamas (hotel, hostales), personal de aseo, etc, cuentan con la capacitación adecuada a sus funciones y que permitirán reducir el riesgo de contraer enfermedades infecto contagiosas, lo que debe ser complementado con la colaboración de los visitantes también, respetando las medidas de autocuidado”. En este punto, la directiva precisa que “es importante señalar que toda la cadena asociada al servicio turístico dispondrá de un perfeccionamiento permanente y asesoría integral en bioseguridad, transformando de este modo al destino en bioseguro”.

La directiva agrega que todo este trabajo que están llevando a cabo como Universidad “no es sólo por el covid-19, sino que viene desde antes, y que tiene como objetivo prevenir otras enfermedades -como el virus Hanta-, reducir los riesgos de contagios, y de este modo potenciar a la región de Los Ríos como un destino bioseguro a nivel nacional. De esta manera, podremos ser más competitivos como región y recuperar el lugar que nos corresponde dentro de la industria turística”.