Un Nuevo Santuario de la Naturaleza para Los Ríos.

43

El Santuario de la Naturaleza Llancahue es una de las últimas reservas de bosque valdiviano antiguo, en buen estado de conservación, presente en la Depresión Intermedia del centro – sur de nuestro país. Aquí habitan una gran diversidad de flora y fauna nativa, muchas de las cuales se encuentran en peligro de extinción.

Es por ello que en horas de esta mañana autoridades regionales, encabezadas por el Gobernador Regional, Luis Cuvertino; y la Delegada Presidencial, Paola Peña, anunciaron y valoraron la publicación en el Diario Oficial que oficializa la declaratoria de esta nueva área protegida para la región.

El área protegida corresponde a una superficie de 1277 hectáreas. Se encuentra localizada en la comuna y provincia de Valdivia, región de Los Ríos y se inserta en la cuenca hidrográfica del estero Llancahue. Dicha declaración fue impulsada por la Secretaría Regional Ministerial del Medio Ambiente en coordinación con Bienes Nacionales, ya que los terrenos comprendidos son de propiedad fiscal y declarados  por dicho ministerio como un Bien Nacional Protegido.

Concretamente, esta declaración implica que cualquier intervención ajena al Plan de Manejo para la Conservación puede ser tipificada como delito. Es por esto que a la custodia de este Santuario, se suma la Brigada de Delitos Ambientales. Así declaró el SEREMI de la cartera ambiental Alberto Tacón. “Es un día muy importante porque hoy entra en vigencia una herramienta de protección efectiva y oficial, para un espacio natural de gran importancia para la región y para la comuna de Valdivia. Vamos a proteger la principal fuente de agua para la ciudad y además una reserva de bosque antiguo que se ha mantenido en muy buen estado de conservación”.

Asimismo, el Gobernador Cuvertino valoró la noticia y explicó la labor que desde el Gobierno Regional están desempeñando para poner en valor las áreas protegidas. “Mi preocupación de ahora en adelante es cómo darle gobernanza o mayor musculatura institucional, no solo para Llancahue, sino también para otras áreas protegidas. Estamos trabajando en la línea de crear alguna asociación que facilite tener un paragua institucional y permita trasferir recursos que vengan a complementar a los servicios. Esperamos concretar alguna idea que dé respuesta sustantiva a la región, respecto a la importancia del resguardo de nuestras áreas protegidas”.

A su vez, Jorge Pacheco, SEREMI de Bienes Nacionales señaló “Desde Bienes Nacionales, velamos por el correcto cuidado en la administración del lugar y en esa tarea estamos. En la actualidad nos encontramos evaluando propuestas, para tomar la mejor alternativa de administración para el parque Llancahue”.

El área alberga ecosistemas boscosos, entre lo que destacaban renovales de canelo, coigüe, mixtos siempreverdes, así como bosques adultos de coigüe, ulmo, tepa, olivillo y una superficie pequeña, de 2 hectáreas aproximadamente, que constituye un relicto de ciprés Las Guaitecas. Junto con ello, se encuentran árboles de grandes proporciones tales como ulmos, tineos y coigües de más de 40 metros de altura y más de 1 metro de diámetro.

En relación a la fauna existente en el lugar, se reconocen especies tales como carpintero negro, puma, pudú, guiña, monito del monte, ranita de Darwin, rana verde de Mehuín entre otros anfibios endémicos. Además es muy conocido en la comunidad local valdiviana por la variedad de hongos del bosque que alberga.

Plan de Manejo.

Mientras el Ministerio de Medio Ambiente trabajaba en el proceso de declaración, paralelamente se avanzó en el diseño del Plan, acortando así notablemente los tiempos que generalmente toma este tipo de procesos. Para llevar a cabo este diseño se trabajó con la metodología de Estándares Abiertos para la práctica de la conservación.

Este fue ejecutado con amplia participación y vinculación con los actores locales que incidirán en la gestión del Santuario. Se realizaron 6 talleres, 21 reuniones de trabajo y se contó con más de 140 asistentes, entre representantes de ONGs, sociedad civil, investigadores/as, Servicios públicos, y especialmente los vecinos del área protegida, la comunidad de Lomas del Sol.

Entre otros datos, el documento identifica 6 objetos de conservación: Ecosistemas dulceacuícolas; Humedales y mallines; Bosque valdiviano; Pudú; Aves de bosque y Anfibios de  bosque. Estos serán protegidos a través de 12 estrategias, divididas en tres grupos; Coordinación público-privada (6); Educación, investigación y difusión (2); y Medios de vida sustentables(4).