Fonoaudiología USS Valdivia busca concientizar sobre los riesgos de la esclerosis múltiple en día internacional de la patología

253

La carrera de fonoaudiología de la Universidad San Sebastián sede Valdivia, se sumó a la conmemoración del Día Internacional de la Esclerosis Múltiple con actividades informativas y la iluminación del edificio de la casa de estudios.

Una actividad informativa desarrollada en la Municipalidad de Valdivia fue el puntapié inicial para concientizar a la comunidad sobre la esclerosis múltiple, en esta actividad participaron estudiantes y docentes de la carrera de fonoaudiología, la SEREMI de Salud y COMPIN.

Lo anterior, se enmarca en el Día Internacional de la Esclerosis Múltiple, patología que es poco conocida por la comunidad, según explicó la fonoaudióloga de la USS, Constanza Guerra.

“El fin de concienciar a la población sobre la patología, es porque desde hace unos años la cantidad de usuarios con EM ha ido en aumento, además de que esta es una enfermedad invisible debido a que los usuarios no demuestran sus síntomas, por lo que es importante educar a la población con el fin de tener un diagnóstico precoz así también intervención acorde a cada usuario que le permita a realizar actividades de la vida diaria”, aclaró Guerra.

Al igual que en otras ocasiones, fonoaudiología se unió a la Corporación Nacional de Esclerosis Múltiple para conmemorar el día internacional en Valdivia, para lo cual este año se iluminó el edificio E de la casa de estudios de naranjo (color asociado a la enfermedad).

¿En qué consiste la esclerosis múltiple?

Según la académica de la U. San Sebastián, al ser una patología degenerativa crónica, el pronóstico no es favorable ya que, al pasar los años empeora debido a los brotes que va provocando la enfermedad.

“Afecta al cerebro y la medula espinal, provocando inflamación y daño en la sustancia que envuelve las fibras nerviosas. Esta sustancia ayuda a conducir las señales nerviosas y cuando existe un daño provoca síntomas como perdida de fuerza, alteraciones de sensibilidad en una parte del cuerpo, fatiga debilidad y dificultad en el movimiento, estos síntomas dependerán de la zona y neuronas afectadas, en algunos casos aparecen y desaparecen, cuando esto ocurre se le denomina brotes. Por lo que se conoce como la enfermedad de las mil caras, por tener cada pacientes distintas sintomatologías”, agregó la profesional.

Además, Guerra explicó que en algunos usuarios los brotes son inciertos en cuanto al tiempo y lugar dañado, sin embargo, cada brote deja secuelas que con el tiempo denotan alteraciones que requieren rehabilitación de kinesiólogos, nutricionistas, terapeutas ocupacionales, psicólogos, neurólogos y fonoaudiólogos.

Recomendaciones

Los principales consejos entregados por la profesional son “estar atentos a los principales síntomas como mareo, fatiga, dificultades para hablar, temblores y alteraciones visuales, en caso de presentar algunos de estos síntomas recurrir a médico para detección temprana de la patología”, detalló Guerra.

Cabe mencionar que, si bien la enfermedad no tiene cura ni se puede prevenir, existe tratamiento farmacológico y no farmacológico, en este último participan los fonoaudiólogos.

“El tratamiento fonoaudiológico se encarga de abordar las alteraciones que van apareciendo después de cada brote, afectando la comunicación y deglución, por lo que es importante realizar un diagnóstico precoz y tratamiento específico para cada usuario con el fin de mantener las funciones y actividades conservadas”, dijo la fonoaudióloga de la USS.